Vida, Aceptación y Aprendizaje

por Savitri

camino

Todos venimos a la vida con dificultades por superar. Aspectos internos y externos se ordenan de tal forma que siempre tenemos alguna situación compleja que afrontar. Pero hay que tener claro algo: A la vida no le interesan nuestras esperas, sino nuestro aprendizaje. Ella no se interesa por sacar peso de tu equipaje, sino por que aprendas aquello que te es necesario. La vida es lo que es, no lo que nos gustaría que fuera y aquí nuestra actitud juega un papel vital.

¿Y porqué digo esto?

Porque me es muy frecuente observar personas frustradas y agobiadas por lo que les toca. ¿Pero están manejando las cosas correctamente? Me gustaría decirte algo: La vida se interesa por aquellas estrategias que vas desarrollando frente a esas “oposiciones” que se te presentan. Por ello quedar preocupado con eliminar definitivamente esas asperezas, te divide del presente, de la vida y así derrochas toda tu energía sin aportar al verdadero cambio. A esto se debe el agobio tan presente en algunas personas hoy. Acéptate como eres, acepta lo que te toca y coloca la mejor actitud. Cuando aceptas lo que se te presenta y te libras de toda necesidad de control… no solo te unificas con la Vida (y el presente) sino que comienzas a alterar la realidad desde la plena aceptación de lo que es. La diferencia es enorme, ya que no estarás resentido con la Vida.

¿Qué tengo que desarrollar con todo esto?

Dejar de pensar en términos idealistas y ver las cosas como son. Una vez hecho esto podremos aceptar lo que nos toca. Pero lo realmente vital, es ir forjando nuestra actitud frente a lo que nos cuesta. Tenemos que escuchar al corazón, dar los pasos que aportan a nuestra evolución y preguntar ¿Qué tengo que desarrollar con todo esto? ¿Por qué a mi no? Hagamos todo lo posible por actuar con consciencia, sanamente y con una actitud de confianza hacia lo que el Universo nos está acercando (aunque no comprendamos del todo). Si confiamos en la Vida, en nuestro corazón y tenemos paciencia… todo pasará.

Seamos inteligentes para “sacarle el jugo” a la Vida, independientemente de si se presentan situaciones gozosas o complejas. La vida es un mecanismo polar y dual… noche y día, invierno y verano, luz y oscuridad… tengamos la inteligencia de desarrollarnos en ambos aspectos y de no quedar limitados solo a una parte. Así nos vamos desarrollando en todo su espectro y nos tornamos trascendentes a la naturaleza dual de las cosas.

Cabe preguntar: ¿De qué momentos has aprendido verdaderamente? ¿De los momentos felices o dolorosos? ¿Podríamos evolucionar fuera de los antagonismos? ¿Qué pondrías en acción? Si fueras perfecto… ¿Quedaría algo por completar? Nuestra realidad tiene una razón de ser, inclusive con sus diferencias y antagonismos. Todo está en su justo lugar… pues “La perfección de Dios, es muy superior a la del hombre… porque abarca lo imperfecto”…

Aceptemos nuestra vida, forjemos nuestra actitud y confiemos… pues ¡No se sube en piedra lisa!

Con afecto,

Sivael© 5/9/12

Anuncios