Analogías: luz y sombra

sombra

El otro día caminaba rumbo a mi departamento, por una calle a oscuras. Era tarde y a poca distancia se encontraba una tenue luminaria de la calle. Iba despacio y atento, observando el momento, cuando de pronto comencé a pasar por debajo de la luz… poco a poco mi sombra comenzó a proyectarse en el asfalto y fue tomando forma. A medida que la luz llegaba a mí, la sombra aumentaba en contraste y forma. Si bien no podía ver directamente la fuente de luz que me irradiaba, veía que “luz y sombra” no son más que dos  caras de la misma moneda. ¿Podría existir uno sin el otro? Leer el resto de esta entrada »

Anuncios