El poder de la actitud

por Savitri

zen-cuentos-espejo

En la vida podemos estar seguros de una cosa: que nada saldrá como esperamos. No siempre podremos cambiar lo que sucede, pero siempre tendremos la oportunidad de manejar nuestra actitud frente a los acontecimientos. La actitud que tomamos frente a los acontecimientos… sólo depende de nosotros. Y como consecuencia nos vamos forjando una “calidad” de destino, vamos sembrando en la tierra fértil de la vida y aprendiendo en mayor o menor medida.

Consciencia e inconsciencia siempre existen en nuestro interior como energía potencial ¿Cuál utilizas? en este mismo instante puedes optar. ¿Por qué se habla de presente, vigilancia y consciencia? Porque es la única manera de encarnar la Vida, de atender los pequeños actos y asignarles una cualidad consciente. Así tu destino será hermoso, independientemente de lo que te toque. Aunque tengas que atravesar infinidad de desiertos o hermosas primaveras todo depende de tí. Recuerda que tus ojos guardan el potencial de cambiar el Universo.

¿Y cómo el Universo nos mantiene en camino? Con sus devoluciones. Un paso en la dirección correcta nos acerca a la paz y la alegría, un paso en la dirección incorrecta nos acerca a la intranquilidad y el sufrimiento. Y nada de esto es ni bueno ni malo, simplemente es un mecanismo de regulación universal. Cuando algo nos acompaña con nuestra evolución estamos plenos, cuando ese algo ya cumplió su ciclo se nos avisa. ¡Y el sufrimiento se torna así una gran fuente de aprendizaje!

Aclaro que no hablo de dolor, hablo de sufrimiento. Desde nuestra pequeña órbita, siempre tendremos el poder de elegir, pero nunca sabremos lo que viene con cada elección. Nuestras pequeñas órbitas están siempre sincronizadas con una órbita Mayor. Por lo tanto la vida se muestra sorprendente, misteriosa y desconcertante siempre. Los que pretenden controlarla, entenderla, definirla fracasan. La vida siempre traerá situaciones de diferentes matices y solo podemos abrazarla con una actitud de totalidad. Mi actitud frente a lo inesperado y el amor que coloque en mis elecciones, determinaran la cualidad de mi estado interior. Así nos vemos siempre encaminados a resolver lo que está incompleto y a actuar cada vez de manera más responsable. A medida que aprendemos esto, nos tornamos mas comprensivos que compulsivos y logramos la capacidad de fluir mas libremente con la corriente de la vida. Por eso más vale cimentar una vida desde la actitud, que desde la espera personal.

Para terminar afirmaría que la vida no puede predecirse, entenderse, ni controlarse en su totalidad. Simplemente puede vivirse y encararse con una actitud humilde, flexible, total, agradecida, consciente, alegre y amorosa. También dejando lo máximo de nosotros, independientemente de lo ideal y esperado. Escuchando al corazón y atendiendo sus señales siempre retornaremos a la armonía original. Dando los pasos ciertos y con una buena actitud, hasta el desierto más árido se torna una bendición.

Me despido con una imagen que saqué el otro día, cuando caminaba por mi Ciudad.

1003724_322475311220196_895522498_n

¡Bendiciones!

10/09/13 Sivael