El Viaje

por Savitri

camino10

La Vida es un viaje y como en todo viaje encontramos el camino y los pasos. El camino es aquello que llega y no podemos cambiar (ni menos controlar). Los pasos hacen referencia a nuestra actitud, al modo en que elegimos recorrer aquello que nos llega.

Quien basa su camino en el hecho de controlar o conocer su destino, queda confuso. ¿Quién puede anticiparse al destino? ¿No has visto desmoronarse realidades en segundos? ¿No es parte de la humildad reconocer que nada sabemos? Por estar fuera de nuestro alcance, quedamos atados a resultados, ideales, esperas e incertidumbres que incumben a la misma vida. Así caemos en estados de ansiedad, miedo y confusión generalizada.

Quien monta su camino  en base a actitudes es más realista y maduro. Pues su visión, es transversal a los cambios y acontecimientos. Por actuar dentro de su alcance (el de la actitud) su destino está mucho más propenso a la armonía. Trabaja igual que todos, pero los resultados, las esperas, los sucesos no son factores vitales de realización.  Sabe que la verdadera victoria radica en dejar lo máximo de sí frente a cada acto. Está cimentado en actitudes. ¿Ves la diferencia?

Cuando dejamos de estar tan dependientes de resultados o esperas, encontramos paz. Podemos fluir con aquello que la vida trae para nuestro aprendizaje. Dejamos de lado tanta expectativa y aquellas preguntas como ¿Por qué a mí? para viajar con la infinita corriente de la existencia. Así alcanzamos paz, simpleza, plenitud y nos unificamos con la vida. Paradójicamente (y sin darnos cuenta) nos vamos forjando un hermoso porvenir, pues un grandioso presente conlleva un grandioso futuro.

Nuestro alcance en esta vida, siempre estará vinculado al momento presente, a la consciencia y a la naturaleza de nuestras actitudes. A veces no es tan importante a donde vamos a llegar, sino disfrutar del paisaje, de los lugares, de las flores… ¡De camino mismo!

Saludos,

23/10/13

Sivael©

Anuncios