Lo que viene y se va

por Savitri

dejar-ir

todo llega a nuestras vidas para enseñarnos algo. Todo tiene su razón de ser, aunque nuestra impaciencia o confusión digan lo contrario. Mucho nos ha sido dado sin previo aviso y por lo tanto, se nos puede ir sin aviso. ¿Porqué no? Tenemos que forjar la capacidad de aceptar lo que sucede, de trascender el dolor, de lanzarnos a lo nuevo, de reconocer aquello que cumplió su ciclo, de renunciar a lo que nos daña, de saber que todo sucede por algo y confiarlo en las manos de lo supremo.

Podemos vivir, soñar, amar, forjar y disfrutar… pero sabiendo que todo está de paso. Mientras algo se disfrute continuamente, es probable que se transforme en costumbre y luego en lazo. Hay que asumir el riesgo y hacerse cargo. Por lo tanto, mientras menos retenemos más podemos disfrutar y menos quedamos condicionados por el miedo. Lograr una postura flexible nos hace como el pequeño brote, que disfruta del sol… pero también se mueve al compás de la tormenta.

Cuando comprendes que la vida es un misterio, te dignas a vivir con actitud, trascendencia y aceptación.  Todo llega, cumple su función y se retira. Lo aceptes o no, lo único que no pasa es el aprendizaje.

Un salud de Paz,
Sivael. 7/11/13

Anuncios