Anticiparse

por Savitri

para el blog2

Lo bueno y lo malo, provienen de nuestro juicio anticipado frente a los hechos de la vida. La mente -pilar del ego- siempre necesita comprender y tiembla frente a lo inusitado, frente a lo que duele. Se asusta cuando la incertidumbre nubla su capacidad de proyección o cuando una situación no sale como espera. Así comenzamos a juzgar las situaciones anticipadamente, a calificarlas de buenas o de malas, cuando en realidad son lo que necesitan ser, para generar el aprendizaje necesario.

El niño acepta, la naturaleza acepta, el sabio acepta… pero la mayoría de nosotros pasamos la vida sin aceptar. Nos pensamos demasiado, hasta el punto de perdernos. La razón nos abre caminos mientras nos cierra otros y tenemos que aprender a utilizarla con equilibrio. ¿No has visto cambiar realidades en segundos? ¿Quién está exento del cambio y las transformaciones? ¿Es nuestra seguridad un hecho o un factor netamente psicológico?  Por esta razón, si te das el tiempo adecuado, si evitas juzgar o calificar lo que sucede, si aceptas con amor aquello que la vida te manda (independientemente de tu entendimiento) hallarás uno de los mayores secretos de la vida: el secreto de fluir, de entregarse y de reconocer que cada suceso tiene una razón de ser.

Así comprendes que ciertos acontecimientos se aceptan, que se tornan vitales para tu desarrollo y que solo el tiempo cierra su entendimiento. Librarse de juicios es dejar de nadar forzosamente, para comenzar a flotar en la eterna corriente de la Vida.

Un saludo de paz,

s. 

Anuncios