Diluyendo

por Savitri

emociones

Cuando nos vemos afectados por una fuerte emoción, tenemos que ponernos en rápida acción. Si no actuamos a tiempo la mente nos embotara con sus malos pensamientos, el sentimiento de negatividad seguirá y nuestra energía quedará por el piso.

¿Qué hacer entonces?

Cuando esto suceda, corta lo antes posible con el conflicto y en lo posible retírate. Busca un sitio tranquilo y allí siéntate en silencio. Comienza por sentir esa emoción que te compenetra (toma total consciencia de ella) pero cumpliendo la siguiente condición: apaga la mente. No juzgues nada de lo que te sucede, solo limítate a sentirlo. Siente tu respiración acelerada, tu sangre hirviendo, el nudo en tu panza, la angustia, etc. pero intenta no emitir juicio alguno. Persiste, permanece en ese estado de no-juicio frente a lo que te sucede y poco a poco esa emoción se ira “diluyendo” como una nube en el cielo.  Cuando juzgamos una emoción negativa, le damos poder y mientras mas pensamientos generamos… mayor será su duración en nuestro ser. Realizando este ejercicio nos será mucho más simple responder con consciencia y no estallar en una impulsiva reacción.

Hay un principio básico que dice “La energía sigue al pensamiento” y tenemos que acostumbrarnos a vigilar nuestra mente. Cuando nos involucramos con nuestros pensamientos, abrimos la puerta a su manifestación física (la emoción) y si no frenamos este ciclo a tiempo podemos hacernos mucho daño. Cuando entramos en conflicto y una emoción negativa ha ingresado a nosotros, es mucho más probable que nazcan estos tipos de pensamientos destructivos. Por lo tanto cada vez que te pase, puedes poner en práctica este simple ejercicio: Sentir sin juicio y generar la máxima consciencia (hasta que la emoción se debilite o se diluya). Este ejercicio funciona para cualquier tipo de emoción. Con el tiempo no necesitarás irte a un lugar desolado, sino que podrás hacerlo en el mismo momento del conflicto y al no generar juicio nada podrá ingresar en tí. Será ya un método preventivo. ¡Será un gran escudo!

Ya ves porque nos dice que debemos contar hasta 10… O hasta 100!! Porque tenemos que frenar el ciclo de de pensamientos y emociones, que son aquellas que nos llevan a reaccionar. Mejor siempre será responder con consciencia, con una mirada objetiva y con mucho amor.

Un saludo de Paz,

S. 30/1/14

Anuncios