Placer y Sacrificio

por Savitri

exito-y-superacion

El cansancio es compensado con el sueño, el movimiento es compensado con la quietud, la responsabilidad es equilibrada con el esparcimiento, la compañía es equilibrada con la soledad y el placer es compensado con el sacrificio. En una sociedad que busca el máximo placer a costa del menor esfuerzo, nos vemos frente a un terreno peligroso. Ya se decía que el placer sin sacrificio es veneno para el alma y hemos de tener en cuenta esta gran ley. Si observas, todo adquiere valor en función del sacrificio. Las cosas toman valor cuando nos implican un determinado esfuerzo, la crianza de un hijo, avanzar en nuestra carrera, el llevar una familia, el seguir lo que sentimos, etc.  En la naturaleza sucede lo mismo, la crisálida que da lugar a la mariposa, la semilla que atraviesa la oscuridad de la tierra para alcanzar el sol, el dolor de parto, la lluvia que a pesar de su penumbra fertiliza y limpia la tierra, etc…

Valoremos los pequeños sacrificios, criar nuestros hijos, mejorar nuestro hogar, preparar el alimento, educar nuestra familia, etc… Todo eso por lo que muchos pagan para “sacarse de encima” son las pequeñas cosas que le dan valor y sentido a la vida. Así como quien trabaja duro al sol y toma agua como la primera vez… actúa el sacrificio en nuestra vida.

Por lo tanto tenemos que aprender a equilibrar estos dos aspectos y a no quedar engañados en el panorama de la sociedad actual, que solo alimenta un lado de la balanza. La sociedad actual vende necesidades innecesarias y con ello le quita valor al sacrificio, ingrediente vital para sentirte completo.

Siempre es bienvenido hacer una revisión en este sentido. Está bien que disfrutes de la vida y de lo que ella te brinda, pero para que todo tenga valor no tenemos que olvidar esta gran ley.

Un Saludo de Paz,

S. 14/2/14

Anuncios