Prejuicios

por Savitri

frase inspiracional caption lentes sucio mundo positivo bn (1)

Pocas veces vemos las cosas como son. Casi siempre lo que nos llega, se ve filtrado por nuestro juicio y todo lo que esto implica. ¿Será que vemos algo? Sin darnos cuenta nos dividimos entre hermanos y muchos conceptos verdaderos son rechazados de antemano por no atender esta situación. Hoy escribo para invitarte a una mente flexible, que abarque todo con una visión limpia, objetiva y reflexiva. Todo lo que juzgamos, primero es comparado con nuestra propia experiencia… de ahí que nuestro juicio siempre aloje cierto margen de error. Todo toma el color de quien lo observa y justamente este punto es el que debemos trabajar. Esta limpieza implica nuestro pasado, nuestras experiencias, nuestra naturaleza, nuestro juicio, etc. todo debe ser trascendido para que nuestra mente se torne flexible, amorosa y abarcante. El Sol es un gran ejemplo de este amor, que con su calidez lo abarca todo.

Además si  tenemos en cuenta que lo que a uno le sirve a otro podría perjudicarlo o bien que lo que ayer te ayudaba hoy podría perjudicarte (y viceversa) entendemos que nos todos avanzamos igual, que cada cual tiene su propia naturaleza y modo de caminar. Si además logramos limpiarnos de prejuicios expandiremos en gran medida nuestra capacidad de amor para con todo lo Creado.

La Simpleza de los Frutos


Una forma muy útil de saber cuando alguien está caminando correctamente es a través de sus frutos. Cuando logras trascender tus prejuicios y ver los buenos frutos de otro (como paz, armonía, alegría, bondad, serenidad, etc.) has de saber que esa persona va por el camino correcto. Quizás no sea tu camino, pero en su naturaleza y realidad ésta persona está haciendo las cosas bien. Deberías darte la oportunidad de escucharle o de analizar su modo de vida. Este simple ejercicio nos muestra un juicio real y así evitamos el juicio especulativo personal. Así aprendemos a respetar los caminos ajenos  a deleitarnos en el hecho de encontrar tanto misterio y diversidad. El mismo ejercicio sirve para juzgarnos a nosotros, cuando creemos hacer lo correcto y vemos que los resultados no concuerdan con lo esperado. Juzgar por los frutos es trascender la mente para ver la realidad.

Cuando tengas confusión o dudas, juzga por los frutos y no te equivocarás.

Un Ejemplo


Por poner un ejemplo: Cuando decimos “fe” casi inevitablemente lo relacionamos con algo religioso e institucional. Pero la fe en realidad es una virtud excepcional, pues se refiere a aquella confianza de saber que todo lo que nos llega, viene a enseñarnos algo. Todo lo que sucede es gobernado por una inteligencia Superior, cuando entendemos esto y confiamos, trascendemos nuestro pequeño alcance. Así nos sostenemos y luego vemos todo aquello que fue desarrollado en base a la crisis. Sin fe se hace muy difícil subsistir y trasponer las pruebas de la vida. Y lo que tenemos que entender es que esto no se limita a un movimiento religioso, sino que es una virtud que abarcar a todos los seres humanos. Algunos lo vuelcan en el marco de una religión, otros no… pero lo importante es que estemos limpios para entender el significado original de las cosas. Así vamos más allá de la limitada visión personal y entendemos el concepto desde su fuente original.

Por esto tenemos que forjar la capacidad de extraer el sentido original de las cosas y de nos rechazar de antemano. De cualquier persona, de cualquier enseñanza y de cualquier situación podemos extraer algo valioso. Basta estar limpios de juicios para no rechazar apresuradamente y sentir que es aquello que nos debemos llevar. Tenemos que abarcar todos los matices de la existencia. Buda decía que “El sabio pasa por la vida extrayendo el néctar de cada situación, así como la abeja lo hace con la flor” 

Apertura y Unidad es Vida


Sabiendo de nuestra enorme ignorancia para con la vivencia ajena, el mejor juicio es la realidad y otras veces el silencio. Dejemos la imposición y el conflicto. No limitemos nuestro amor a los iguales, abarquemos lo diferente. ¡Dejemos de dividirnos! Una persona de amor es una persona humilde, flexible, abarcante, que unifica a sus hermanos y que observa todo desde diversas perspectivas. Ya lo dice un conocido dicho “puños cerrados no pueden tomar otras manos” y desde el Taoísmo encontramos la siguiente afirmación “Lo duro y lo rígido son compañeros de lo muerto. Lo lo blando y lo flexible son compañeros de lo vivo” Les invito a reflexionar…

Crecer en el Amor Superior es justamente esto:  dar lo mejor de nosotros, respetar el camino ajeno, aportar a al unidad, extraer lo positivo, enseñar desde el ejemplo y abarcar al otro como es. En la medida de lo posible, los cristales de nuestra “visión” deben estar limpios de pasado, odio y prejuicio. Una tarea difícil, pero no imposible.

Crezcamos en amor siempre y alcanzaremos la paz del corazón.

Un Saludo Fraterno,

S. 26/2/14

Anuncios