Frases del Caminante

"La vida desde otra perspectiva"

Categoría: Maduración

Ni bueno ni malo, necesario.

seasons

Verdaderamente no existe ni lo bueno ni lo malo, solo existe lo necesario. Es nuestra ignorancia la que nos lleva a realizar de todo un juicio anticipado y así mantenemos un estado de conflicto interior. Cuando juzgas algo como “malo” no das posibilidad a que lo “bueno” surja, cuando lo juzgas como “bueno” abres la puerta a que lo “malo” suceda… pero lo bueno y lo malo son caras de la misma moneda. La vida es movimiento constante, de allí que la diferencia sea necesaria y aporte a la permanencia de la evolución. Por ejemplo, cuando van a operarnos no lo tomamos como una tragedia, pues sabemos que el proceso al final nos beneficiará. Todo el pesar y el riesgo es asumido como parte de un proceso benéfico para nuestro ser. ¿Y qué cambia aquí? Simplemente que “sabemos” en cierto grado el destino del complejo movimiento.

En el día a día nos suceden muchas cosas, pero pocas veces conocemos el destino de los sucesos. Por eso nos anticipamos juzgando esto como bueno o aquello como malo, cuando en realidad lo que nos pasa es lo necesario para evolucionar y desarrollarnos. ¿Cuantas cosas que parecían “buenas” terminaron siendo trágicas? ¿Cuántas cosas que parecían “malas” terminaron siendo benéficas? Por eso has de saber que nada es bueno y nada es malo, solo es lo necesario… Es lo que es. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Maduración

quince-61574_640

Muchos de los aprendizajes humanos son como un fruto, maduran a su tiempo y caen. Una simple cuestión de ciclos. Nadie puede madurar a la ligera, simplemente podemos acompañar la maduración propia y ajena. Nuestras intenciones y palabras tienen el alcance de este proceso natural. Si la maduración aún no está completa, tus intenciones pasarán por desapercibidas y si la persona está pronta servirán de buena guía. Por esto una persona de amor, respeta los procesos propios y ajenos sin alterarse. Sabe que bajo ninguna circunstancia la experiencia puede ser forzada o los ciclos acelerados. Entiende que cada fruto le incumbe a su Árbol y que la eternidad no conoce el desespero. Dice lo que tiene que decir, acompaña y espera pacientemente. Evita hacer del andar un lugar tortuoso, pues comprende la causa matriz de todo aprendizaje. Simplemente respeta los ciclos, disfruta de ser lo que es y deja que los demás sean.

Sivael© 25/11/12

A %d blogueros les gusta esto: