Bendita Humildad

reverenvi

Realmente eres dueño de algo, cuando ese algo no toma posesión sobre tí. ¿Podría ser de otra forma? Mucho de lo que creemos poseer en realidad toma posesión sobre nosotros y así el ego vuelve a hacer de las suyas. Por ello la humildad es el mayor escudo para el ego. No hablo de una humildad para resaltar en la multitud, de harapos o netamente institucional sino más bien un respeto interno desde uno hacia el Universo. Un reconocimiento sincero de nuestras miserias y limitaciones, que a su vez nos hace más compasivos abriéndonos el corazón a los demás. A mi modo de ver se puede avanzar mucho en el camino espiritual, pero los mayores “tesoros” son otorgados al corazón humilde, pues no es poseído por ellos. La Existencia prefiere colocar su legado en manos del humilde, independientemente del grado intelectual, de los conocimientos y de todo tipo de realización. ¿Por qué? Leer el resto de esta entrada »