Frases del Caminante

"La vida desde otra perspectiva"

Categoría: Esencia

Esencia

48

“Un caminante que llegó a su corazón ya no lamenta ausencias… pues en su corazón se encontró con la esencia de todo lo demás.”

11/1/14 S.

Anuncios

Obra

luz-interior

“En esta obra todos se olvidaron del actor, por involucrarse de lleno con el personaje”

7/1/14 S.

Culto

Mandala catalán I

“La floresta rindió culto al desierto, la música al silencio y la luz a la oscuridad…” 

(lo esencial pasa siempre por desapercibido… pero nunca deja de estar)

Sivael

La única fuente de luz

~ Esta imagen nos refleja como humanidad. La fuente de luz es una y es esa misma luz la que se refleja en el interior de cada gota. Ahora… si cada gota tuviera una visión propia de la luz que lleva dentro e intentara imponer su visión a las demás ¿Qué sucedería?Si cada gota se identificara con su forma y no con su luz ¿Qué pasaría? ~

Con afecto,

Sivael 21/09/12

S.O.S ¡Necesitamos tu cambio!

mundo

La humanidad podría compararse con un organismo vivo. Puede visualizarse como un todo -un cuerpo- o bien como diversas unidades funcionales (órganos, células, médulas, etc.) que aportan al armonioso funcionamiento de mismo. Ahora bien: ¿Qué tarea cabe a cada unidad funcional? Trabajar en sinergia, cuidarse y cumplir correctamente su función en el organismo. Esa es la única tarea vital que incumbe a cada unidad funcional, de este modo el organismo podrá trabajar correctamente.

El corazón debe cumplir su función, el hígado debe cumplir su función, los pulmones deben cumplir su función… la naturaleza no les hace cargo de la totalidad del cuerpo, simplemente los limita a su campo y alcance. Así todo marcha bien, pero si el corazón no cumple su función. ¿Qué sucede con el cuerpo? Y aunque el corazón quisiera salvar el cuerpo entero… ¿De qué vale su intención si no cumple con su parte? Piensa.

Con nosotros sucede lo mismo, nuestra tarea primordial simplemente consiste en cuidarnos, en concientizar nuestra interconexión y cumplir adecuadamente nuestra función. ¿Pero realmente lo hacemos? Muchas veces intentamos cambiar el mundo y la humanidad entera, sin primero trabajar en nosotros mismos. Si no hacemos nada por conocernos, solo lograremos dividirnos, pues conocer nuestra esencia nos recuerda la hermandad original con todo aquello que nos rodea.

¿En qué podemos realmente aportar?

Leer el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: